Methadone Hydrochloride

Lake Erie Medical DBA Quality Care Products LLC
La metadona Clorhidrato 5 mg
  • Descripción
  • Farmacología Clínica
  • Indicaciones
  • Contraindicaciones
  • Advertencias
  • Precauciones
  • Efectos Secundarios
  • Sobredosis
  • La dosis
  • Cómo Se Suministra
  • Información De Asesoramiento Para Pacientes
  • Suplementaria De Material Paciente
  • El Recuadro De Advertencia
  • Paciente Prospecto

INFORMACIÓN DE PRESCRIPCIÓN COMPLETA

Methadone Hydrochloride Tablets USP para la administración oral, cada uno contiene 5 mg o 10 mg de metadona clorhidrato.

La metadona clorhidrato es un blanco, material cristalino que es soluble en agua.

La metadona clorhidrato es un mu-agonista

Algunos datos también indican que la metadona actúa como un antagonista del N-metil-D-aspartato (NMDA). La contribución de antagonismo del receptor de NMDA a la metadona eficacia es desconocida. Otros antagonistas de los receptores NMDA han demostrado producir efectos neurotóxicos en los animales.

La absorción de– Después de la administración oral la biodisponibilidad de la metadona oscila entre los 36 a 100% y las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan entre 1 a 7,5 horas. Proporcionalidad de la dosis de metadona en la farmacocinética no se conoce. Sin embargo, después de la administración de dosis orales diarias que van desde los 10 a 225 mg, el estado estacionario de las concentraciones plasmáticas osciló entre 65 a 630 ng/mL y las concentraciones máximas oscilaron entre 124 a 1255 ng/mL. Efecto de los alimentos sobre la biodisponibilidad de la metadona no ha sido evaluado.

Distribución– La metadona es una de fármacos lipófilos y el estado estacionario volumen de distribución oscila entre 1.0 a 8.0 L/kg. En el plasma, la metadona es predominantemente obligado a α-glicoproteína ácida (85% a 90%). La metadona es secretada en la saliva, leche materna, líquido amniótico y el cordón umbilical de plasma.

El metabolismo– Metadona se metaboliza principalmente por la N-desmetilación a un metabolito inactivo, 2-ethylidene-1,5-dimetil-3,3-diphenylpyrrolidene (EDDP). Las enzimas del citocromo P450, principalmente de la CYP3A4, CYP2B6, y CYP2C19 y, en menor medida CYP2C9 y CYP2D6, son responsables de la conversión de la metadona para EDDP y otros metabolitos inactivos que se excretan principalmente en la orina.

La excreción– La eliminación de la metadona está mediada por una extensa biotransformación, seguido por la renal y la excreción fecal. Los informes publicados indican que, después de múltiples dosis de administración de la terminal de la vida media (T1/2) fue muy variable y osciló entre 8 a 59 horas en diferentes estudios. Desde la metadona es lipofílico, se ha sabido persistir en el hígado y otros tejidos. La liberación lenta, el hígado y otros tejidos pueden prolongar la duración de la metadona acción a pesar de las bajas concentraciones plasmáticas.

El embarazo– La disposición de metadona oral ha sido estudiado en aproximadamente 30 pacientes embarazadas en el 2º y 3er trimestre. La eliminación de la metadona se ha cambiado significativamente en el embarazo. Aclaramiento corporal Total de la metadona fue mayor en las pacientes embarazadas, en comparación con los mismos pacientes posparto o no embarazadas, opiáceo-dependientes de las mujeres. La vida media terminal de la metadona está disminuido durante el 2º y 3er trimestre. La disminución de la vida media en plasma y aumento del aclaramiento de la metadona que resulta en menores de metadona los niveles mínimos durante el embarazo puede conducir a síntomas de abstinencia en algunos pacientes embarazadas. La dosis puede ser necesario aumentar o el intervalo de dosificación disminuido en pacientes embarazadas que reciben metadona (verPRECAUCIONES, Embarazo,Trabajo de parto y Parto,yDOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN).

Insuficiencia Renal –La metadona farmacocinética no han sido ampliamente evaluado en pacientes con insuficiencia renal. Sin metabolizar la metadona y sus metabolitos se excretan en la orina en grado variable. La metadona es un básico (pKa=9.2) el compuesto y el pH del tracto urinario puede alterar su disposición en el plasma. La acidificación de la orina se ha demostrado para aumentar la eliminación renal de la metadona. La diuresis forzada, la diálisis peritoneal, la hemodiálisis o el carbón, hemoperfusión no se han establecido como beneficioso para aumentar la eliminación de metadona o de sus metabolitos.

Insuficiencia Hepática –La metadona no ha sido ampliamente evaluado en pacientes con insuficiencia hepática. La metadona es metabolizado por hepática vías, por lo tanto los pacientes con afectación hepática puede estar en riesgo de una acumulación de metadona después de dosis múltiples.

Género– La farmacocinética de la metadona no han sido evaluadas por la especificidad de género.

Carrera– La farmacocinética de la metadona no han sido evaluadas por la especificidad de la carrera.

Geriátricos– La farmacocinética de la metadona no han sido evaluadas en la población geriátrica.

Pediátricos– La farmacocinética de la metadona no han sido evaluadas en la población pediátrica.

Las Interacciones Medicamentosas(verPRECAUCIONES, Interacciones de fármacos)

Utiliza

  • Para el tratamiento del dolor moderado a severo que no responde a analgésicos no narcóticos.
  • Para un tratamiento de desintoxicación de la adicción a los opiáceos (heroína, morfina u otros medicamentos similares).
  • Para el tratamiento de mantenimiento de la adicción a los opiáceos (heroína, morfina u otros medicamentos similares), en conjunto con adecuados servicios médicos y sociales.

Nota –Ambulatorio de mantenimiento y servicios ambulatorios de tratamiento de desintoxicación pueden ser prestados por Opioides Programas de Tratamiento (OTPs) certificado por la ley Federal de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA) y registrada por la Drug Enforcement Administration (DEA). Esto no impide que el tratamiento de mantenimiento de un paciente con simultáneas de la adicción a los opiáceos que es hospitalizada por otras condiciones de la adicción a los opiáceos y que requiere temporal de mantenimiento durante el período crítico de su estancia, o de un paciente cuya inscripción ha sido verificado en un programa el cual ha sido certificado para el tratamiento de mantenimiento con metadona.

La metadona está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida a la metadona clorhidrato o cualquier otro ingrediente en la metadona clorhidrato comprimidos.

La metadona está contraindicado en cualquier situación en la que los opioides están contraindicados, tales como: los pacientes con depresión respiratoria (en ausencia de reanimación en el equipo o en la falta de monitoreo de la configuración), y en los pacientes con infección aguda de asma bronquial o hipercapnia.

La metadona está contraindicado en cualquier paciente que tiene o se sospecha de tener un íleo paralítico.

Depresión respiratoria, Incompleta Tolerancia Cruzada, y la Iatrogenia Sobredosis

La depresión respiratoria es el principal riesgo asociado con metadona clorhidrato de administración. La metadona pico depresor respiratorio efectos suelen ocurrir más tarde, y persisten por más que su pico de efectos analgésicos, especialmente durante el primer período de dosificación. Estas características pueden contribuir a los casos de iatrogenia sobredosis, particularmente durante el inicio del tratamiento o de titulación de la dosis.

Patients tolerant to other opioids may be incompletely tolerant to methadone. Incomplete cross-tolerance is of particular concern for patients tolerant to other mu-opioid agonists who are being converted to treatment with methadone, thus making determination of dosing during opioid treatment conversion complex. Deaths have been reported during conversion from chronic, high-dose treatment with other opioid agonists. Therefore, it is critical to understand the pharmacokinetics of methadone when converting patients from other opioids (verDOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN, Tabla 1,para la conversión apropiada de los horarios). Un alto grado de "tolerancia a los opiáceos" no elimina la posibilidad de la sobredosis de metadona, iatrogénica o de otra manera.

La depresión respiratoria es de particular preocupación en ancianos o pacientes debilitados, así como en aquellos que sufren de condiciones, acompañado por la hipoxia o hipercapnia cuando incluso moderada, la dosis terapéutica puede disminuir peligrosamente la ventilación pulmonar.

La metadona se debe administrar con extrema precaución a pacientes con condiciones acompañados por la hipoxia, la hipercapnia, o la disminución de la reserva respiratoria, tales como: asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o cor pulmonale, obesidad severa, síndrome de apnea del sueño, mixedema, cifoescoliosis, y depresión del SNC o estado de coma. En estos pacientes, incluso de costumbre terapéutico de dosis de metadona puede disminuir el ritmo respiratorio y al mismo tiempo aumentar la resistencia de vía aérea, hasta el punto de apnea. Alternativa, analgésicos no opioides debe ser considerado, y la metadona debe ser utilizado en la dosis eficaz más baja y sólo bajo una cuidadosa supervisión médica.

Los estudios de laboratorio, tanto in vivo como in vitro, han demostrado que la metadona cardíacas inhibe los canales de potasio y prolonga el intervalo QT. Los casos de prolongación del intervalo QT y arritmias graves (torsades de pointes) se han observado durante el tratamiento con metadona. Estos casos parecen ser más comúnmente asociados con, pero no limitado a, la mayor dosis de tratamiento (> 200 mg/día). La mayoría de los casos involucran a los pacientes en tratamiento para el dolor con múltiples dosis diaria de metadona, aunque se han reportado casos en pacientes que reciben dosis comúnmente utilizado para el tratamiento de mantenimiento de la adicción a los opiáceos. En la mayoría de los casos vistos en la típica dosis de mantenimiento, los medicamentos concomitantes y/o condiciones clínicas tales como la hipopotasemia se señaló como factores que contribuyen. Sin embargo, la evidencia sugiere fuertemente que la metadona tiene el potencial de efectos adversos en la conducción cardíaca efectos en algunos pacientes.

La metadona debe ser administrado con especial precaución a los pacientes que ya están en riesgo para el desarrollo de la prolongación del intervalo QT (por ejemplo, hipertrofia cardiaca concomitante de diuréticos, hipopotasemia, hipomagnesemia). El monitoreo cuidadoso es recomendado cuando el uso de metadona en pacientes con antecedentes de alteraciones de la conducción cardiaca, aquellas personas que toman medicamentos que afectan a la conducción cardiaca, y en otros casos en la historia o examen físico sugieren un aumento del riesgo de arritmia. La prolongación del intervalo QT también ha sido reportado en pacientes sin antecedentes cardíacos que han recibido altas dosis de metadona. Los pacientes que desarrollan la prolongación del intervalo QT, mientras que en el tratamiento con metadona se debe evaluar la presencia de factores de riesgo modificables, como la administración concomitante de medicamentos con efectos cardíacos, las drogas que pueden causar anomalías de los electrolitos, y las drogas que pueden actuar como inhibidores del metabolismo de la metadona. Para el uso de la metadona en el tratamiento del dolor, el riesgo de prolongación del intervalo QT y el desarrollo de arritmias debe compararse con el beneficio de un adecuado manejo del dolor y de la disponibilidad de terapias alternativas.

Tratamiento con metadona para la terapia analgésica en pacientes con dolor agudo o crónico sólo debe iniciarse si el potencial analgésico o los cuidados paliativos beneficio del tratamiento con metadona ha sido considerado superan el riesgo de prolongación del intervalo QT que ha sido reportado con altas dosis de metadona.

El uso de la metadona en pacientes que ya sabe que tiene un intervalo QT prolongado no ha sido estudiado sistemáticamente.

En el uso de la metadona individualizado de beneficio para la evaluación del riesgo debe llevarse a cabo y debe incluir una evaluación de la presentación del paciente y la historia médica completa. Para los pacientes consideran en riesgo, el monitoreo cuidadoso de cardiovascular, incluyendo prolongación del intervalo QT y arritmias y los descritos previamente se debe realizar.

La metadona es un mu-agonista opioide con un abuso de responsabilidad similar a la de la morfina y de la lista II de sustancias controladas. La metadona, como la morfina y otros opioides utilizados para la analgesia, tiene el potencial para ser maltratado y está sujeto a la desviación delictiva.

La metadona puede ser objeto de abuso en una manera similar a otros agonistas opioides, legal o ilícita. Esto debe ser considerado cuando la prescripción o dispensación de metadona clorhidrato comprimidos en situaciones en las que el médico está preocupado acerca de un aumento de riesgo de uso indebido, abuso o desviación.

Las preocupaciones sobre el abuso, la adicción, y la desviación no debe impedir el correcto manejo del dolor.

Los profesionales de la salud deben contactar a su Estado Profesional de la Junta de concesión de Licencias, o Estado Controlado de las Sustancias Autoridad para la información sobre cómo prevenir y detectar el abuso o desviación de este producto.

Los pacientes que reciben otros analgésicos opioides, anestésicos generales, fenotiazinas, otros tranquilizantes, sedantes, hipnóticos o de otros depresores del SNC (incluyendo alcohol), concomitantemente con metadona pueden experimentar depresión respiratoria, hipotensión, sedación profunda o coma (verPRECAUCIONES).

La metadona se puede esperar a tener efectos aditivos cuando se utiliza en combinación con el alcohol, otros opiáceos, o ilícito de drogas que causan depresión del sistema nervioso central. Las muertes asociadas con el uso de la metadona con frecuencia han involucrado concomitante de benzodiazepinas abuso.

El depresor respiratorio de los efectos de los opioides y su capacidad para elevar cefalorraquídeo-la presión del fluido puede ser notablemente exagerado en la presencia de lesiones en la cabeza, otras lesiones intracraneales o una pre-existente aumento en la presión intracraneal. Además, los opioides producen efectos que puede oscurecer el curso clínico de los pacientes con lesiones en la cabeza. En tales pacientes, la metadona debe ser utilizado con precaución y sólo si se considera esencial.

La administración de opioides puede oscurecer el diagnóstico o el curso clínico de los pacientes con infección aguda abdominal condiciones.

La administración de la metadona puede producir hipotensión grave en los pacientes cuya capacidad para mantener la presión arterial normal se ve comprometida (por ejemplo, severa depleción de volumen).

Cuando el tratamiento del dolor, la metadona se administra en una dosis fija de programación puede tener un índice terapéutico estrecho en ciertas poblaciones de pacientes, especialmente cuando se combina con otras drogas, y debe ser reservada para los casos donde los beneficios de la analgesia opioide con metadona superan a los conocidos riesgos potenciales de alteraciones de la conducción cardiaca, depresión respiratoria, alteración del estado mental y la hipotensión postural. La metadona se debe utilizar con precaución en ancianos y pacientes debilitados

Selección de pacientes para tratamiento con metadona debe regirse por los mismos principios que se aplican al uso de otros opioides (verINDICACIONES Y USO). Physicians should individualize treatment in every case (seeDOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN), teniendo en cuenta el alto grado de variabilidad entre pacientes en respuesta a y el metabolismo de la metadona.

Los resultados In vitro sugieren que la dosis de metadona se somete hepática de la N-desmetilación por las enzimas del citocromo P450, principalmente por CYP3A4, CYP2B6, CYP2C19 y en menor medida por el CYP2C9 y CYP2D6. La coadministración de metadona con CYP inductores de estas enzimas puede resultar en una más rápida metabolismo y el potencial para reducir los efectos de la metadona, mientras que la administración con inhibidores de la CYP puede reducir el metabolismo y potenciar los efectos de la metadona. Aunque los medicamentos antirretrovirales, como efavirenz, nelfinavir, nevirapina, ritonavir, lopinavir ritonavir combinación se sabe que inhiben la App, han demostrado reducir los niveles plasmáticos de metadona, posiblemente debido a su CYP de la inducción de la actividad. Por lo tanto, los medicamentos administrados de forma concomitante con metadona debe ser evaluado para la interacción potencial

Como con otros mu-agonistas, los pacientes mantienen en la metadona puede experimentar síntomas de abstinencia cuando se administran antagonistas de los opioides, mezcla de agonistas/antagonistas y agonistas parciales. Ejemplos de estos agentes son la naloxona, naltrexona, pentazocina, nalbufina, butorfanol y buprenorfina.

Abacavir, amprenavir, indinavir, efavirenz, nelfinavir, nevirapina, ritonavir, lopinavir ritonavir en combinación –La coadministración de estos anti-retroviral de los agentes resultó en el aumento de la aduana o de la disminución de los niveles plasmáticos de metadona. Metadona-mantiene los pacientes que comienzan el tratamiento con estos fármacos antirretrovirales deben ser controlados por la evidencia de los efectos de la abstinencia y la dosis de metadona debe ser ajustada en consecuencia.

Didanosina y Estavudina –La evidencia Experimental demuestra que la metadona disminuyó el AUC y el pico de los niveles de didanosina y estavudina, con una disminución significativa de la didanosina. La metadona disposición no fue alterado sustancialmente.

Zidovudina –La evidencia Experimental demuestra que la metadona aumentó el área bajo la curva de concentración-tiempo (AUC) de zidovudina lo que podría resultar en efectos tóxicos.

Metadona-mantiene los pacientes que comienzan el tratamiento con inductores de CYP3A4 deben ser controlados por la evidencia de los efectos de la abstinencia y la dosis de metadona debe ser ajustada en consecuencia. Las siguientes interacciones de la droga se registraron después de la administración de la metadona con inductores de las enzimas del citocromo P450:

Rifampicina– En pacientes bien estabilizado en la metadona, la administración concomitante de rifampicina resultó en una marcada reducción en los niveles de metadona en suero y a la consiguiente aparición de síntomas de abstinencia.

La fenitoína– En un estudio farmacocinético con los pacientes en tratamiento de mantenimiento con metadona, la fenitoína (administración de 250 mg b.yo.d. inicialmente para 1 día seguido de 300 mg QD por 3 a 4 días) resultó en aproximadamente un 50% de reducción en la metadona de la exposición y los síntomas de abstinencia se produjo simultáneamente. Después de la interrupción de la fenitoína, la incidencia de los síntomas de abstinencia y la disminución de la metadona aumentó la exposición a un nivel comparable a la que antes de la administración de fenitoína.

La Hierba de san Juan, Fenobarbital, Carbamazepina– Administración de metadona junto con otros inductores de CYP3A4 puede resultar en síntomas de abstinencia.

Metadona-mantiene los pacientes que comienzan el tratamiento con inductores de CYP3A4 deben ser controlados por la evidencia de los efectos de la abstinencia y la dosis de metadona debe ser ajustada en consecuencia. Las siguientes interacciones de la droga se registraron después de la administración de la metadona con inductores de las enzimas del citocromo P450:

Rifampicina– En pacientes bien estabilizado en la metadona, la administración concomitante de rifampicina resultó en una marcada reducción en los niveles de metadona en suero y a la consiguiente aparición de síntomas de abstinencia.

La fenitoína– En un estudio farmacocinético con los pacientes en tratamiento de mantenimiento con metadona, la fenitoína (administración de 250 mg b.yo.d. inicialmente para 1 día seguido de 300 mg QD por 3 a 4 días) resultó en aproximadamente un 50% de reducción en la metadona de la exposición y los síntomas de abstinencia se produjo simultáneamente. Después de la interrupción de la fenitoína, la incidencia de los síntomas de abstinencia y la disminución de la metadona aumentó la exposición a un nivel comparable a la que antes de la administración de fenitoína.

La Hierba de san Juan, Fenobarbital, Carbamazepina– Administración de metadona junto con otros inductores de CYP3A4 puede resultar en síntomas de abstinencia.

Inhibidores de la monoamino Oxidasa (MAO), Inhibidores de la– La dosis terapéutica de la meperidina se han precipitado reacciones graves en pacientes simultáneamente reciben inhibidores de la monoaminooxidasa o aquellos que han recibido dichos agentes dentro de los 14 días. Reacciones similares hasta el momento no se han reportado con metadona. Sin embargo, si el uso de la metadona es necesario en estos pacientes, la sensibilidad de la prueba debe realizarse en el que repite pequeños, incrementales dosis de metadona se administra durante el curso de varias horas, mientras que la condición del paciente y los signos vitales están bajo observación cuidadosa.

La desipramina– Los niveles en la sangre de la desipramina han aumentado con concurrente de la administración de metadona.

Es necesario extremar la precaución cuando cualquier medicamento que se sabe que tienen el potencial de prolongar el intervalo QT se prescribe en combinación con metadona. Las interacciones farmacodinámicas pueden ocurrir con el uso concomitante de metadona y potencialmente arritmogénica de agentes tales como los de clase I y III antiarrítmicos, algunos neurolépticos y antidepresivos tricíclicos, y bloqueadores del canal de calcio.

Cautela debe ser ejercido también cuando la prescripción de metadona de forma concomitante con fármacos capaces de inducir alteraciones de los electrolitos (hipomagnesemia, hipopotasemia) que pueden prolongar el intervalo QT. Estos medicamentos incluyen diuréticos, laxantes, y, en casos raros, las hormonas mineralocorticoides.

La metadona se puede esperar a tener efectos aditivos cuando se utiliza en combinación con el alcohol, otros opiáceos o depresores del SNC, o ilícito de drogas que causan depresión del sistema nervioso central. Se han reportado muertes cuando la metadona ha sido abusado en combinación con benzodiazepinas.

La ansiedadDesde la metadona como el usado por el tolerantes a los pacientes en una constante dosis de mantenimiento no actúa como un tranquilizante, los pacientes que se mantienen en esta droga va a reaccionar a los problemas de la vida y las tensiones con los mismos síntomas de ansiedad como lo hacen otras personas. El médico no debe confundir estos síntomas con los de la abstinencia a los narcóticos y no deben tratar la ansiedad por el incremento de la dosis de metadona. La acción de la metadona en el tratamiento de mantenimiento se limita al control de narcóticos de los síntomas de abstinencia y es eficaz para el alivio de la ansiedad general.

Dolor Agudo –Maintenance patients on a stable dose of methadone who experience physical trauma, postoperative pain or other acute pain cannot be expected to derive analgesia from their existing dose of methadone. Such patients should be administered analgesics, including opioids, in doses that would otherwise be indicated for non-methadone-treated patients with similar painful conditions. Due to the opioid tolerance induced by methadone, when opioids are required for management of acute pain in methadone patients, somewhat higher and/or more frequent doses will often be required than would be the case for non-tolerant patients.

Abrupto opioides interrupción puede conducir al desarrollo de los síntomas de abstinencia de opiáceos (verPRECAUCIONES). La presentación de estos síntomas se han asociado con un mayor riesgo de los pacientes susceptibles a la recaída al consumo de drogas ilícitas y debe ser considerado al evaluar los riesgos y beneficios del uso de metadona.

La tolerancia es la necesidad de aumentar las dosis de opioides para mantener un efecto definido como la analgesia (en ausencia de progresión de la enfermedad u otros factores externos). La dependencia física se manifiesta por síntomas de abstinencia tras la interrupción brusca de un medicamento o tras la administración de un antagonista. La dependencia física y/o la tolerancia no son inusuales durante crónica de la terapia con opioides.

Si la metadona se interrumpe bruscamente en una dependencia física del paciente, un síndrome de abstinencia pueden ocurrir. La abstinencia de opiáceos o el síndrome de abstinencia se caracteriza por algunos o todos de los siguientes: inquietud, lagrimeo, rinorrea, bostezos, sudoración, escalofríos, mialgia, y midriasis. Otros síntomas también pueden desarrollar, incluyendo irritabilidad, ansiedad, dolor de espalda, dolor en las articulaciones, debilidad, calambres abdominales, insomnio, náuseas, anorexia, vómitos, diarrea, o aumento de la presión arterial, la frecuencia respiratoria, la frecuencia cardíaca.

En general, crónica de la metadona administrada no debe interrumpirse bruscamente.

La metadona debe ser administrada con precaución y de la dosis inicial reducida en determinados pacientes, como los ancianos y debilitados, y en aquellos con deterioro grave de la insuficiencia hepática o de la función renal, hipotiroidismo, enfermedad de Addison, hipertrofia prostática o estenosis uretral. Las habituales precauciones apropiadas para el uso de opioides parenterales deben ser observados y la posibilidad de depresión respiratoria debe estar siempre en la mente.

Durante la fase de inducción del tratamiento de mantenimiento con metadona, los pacientes están siendo retirados del mercado de la heroína y por lo tanto puede mostrar los típicos síntomas de abstinencia, que debe ser diferenciada de la metadona inducida por los efectos secundarios. Se pueden presentar algunos o todos de los siguientes signos y síntomas asociados con la abstinencia aguda de la heroína u otros opiáceos: lagrimeo, rinorrea, estornudos, bostezos, sudoración excesiva, ganso carne, fiebre, frialdad, alternando con rubor, inquietud, irritabilidad, debilidad, ansiedad, depresión, dilatación de las pupilas, temblores, taquicardia, calambres abdominales, dolores en el cuerpo, espasmos involuntarios y patadas, movimientos, anorexia, náuseas, vómitos, diarrea, espasmos intestinales, y la pérdida de peso.

La inicial de la dosis de metadona debe ser cuidadosamente ajustada para el individuo. Demasiado rápido de valoración para el paciente, la sensibilidad es más probable que produzca efectos adversos.

Los principales peligros de la metadona son la depresión respiratoria y, en menor grado, de la hipotensión sistémica. Paro respiratorio, shock, paro cardíaco y la muerte se han producido.

El más frecuentemente observado reacciones adversasincluyen mareo, mareo, sedación, náuseas, vómitos y sudoración. Estos efectos parecen ser más prominente en pacientes ambulatorios y en aquellos que no sufren de dolor severo. En tales individuos, las dosis más bajas son aconsejables.

Otras reacciones adversas incluyen los siguientes:

Cuerpo como un Todo –astenia (debilidad), edema, dolor de cabeza

Aparato circulatorio –arritmias, bigeminal ritmos, bradicardia, miocardiopatía, anormalidades de ECG, extrasystoles, rubor, insuficiencia cardíaca, hipotensión, palpitaciones, flebitis, prolongación del intervalo QT, síncope, inversión de onda T, taquicardia, torsade de pointes), fibrilación ventricular, taquicardia ventricular

Digestivo –dolor abdominal, anorexia, espasmo del tracto biliar, estreñimiento, sequedad de boca, glositis

Hematológicos y del sistema Linfático –trombocitopenia reversible ha sido descrito en los adictos a opiáceos con hepatitis crónica

Metabólicos y Nutricionales –la hipopotasemia, hipomagnesemia, la ganancia de peso

Nervioso –agitación, confusión, desorientación, disforia, euforia, insomnio, convulsiones

Respiratorio –el edema pulmonar, depresión respiratoria

Piel y Anejos –prurito, urticaria, otras erupciones en la piel, y rara vez, hemorrágico urticaria

Sentidos Especiales –alucinaciones, alteraciones visuales

Urogenital –amenorrea, efecto antidiurético, reducción de la libido y/o potencia, retención de orina o dificultad para iniciar la micción

El mantenimiento en un Estabilizado de la DosisDurante la administración prolongada de la metadona, como en un tratamiento de mantenimiento con metadona programa, por lo general hay un lento, pero progresivo, de la desaparición de los efectos secundarios durante un período de varias semanas. Sin embargo, el estreñimiento y la sudoración a menudo persisten.

Graves de sobredosis de metadona se caracteriza por depresión respiratoria (disminución de la frecuencia respiratoria y/o volumen tidal, respiración de Cheyne-Stokes, cianosis), somnolencia extrema que progresa a estupor o coma, la máxima contracción de las pupilas, esquelético-muscular flacidez, piel fría y pegajosa, y a veces, la hipotensión y la bradicardia. En la forma grave de la sobredosificación o ingesta accidental, particularmente por la vía intravenosa, apnea, colapso circulatorio, paro cardíaco, y puede ocurrir la muerte.

Primaria debe prestarse atención para el restablecimiento de un adecuado intercambio respiratorio a través de la provisión de una vía aérea permeable y la institución de asistencia o de ventilación controlada. Si una no-persona tolerante, lleva una gran dosis de metadona, eficaz antagonistas de los opioides están disponibles para contrarrestar el potencialmente letal depresión respiratoria. El médico debe recordar, sin embargo, que la metadona es un largo efecto depresor (de 36 a 48 horas), mientras que los antagonistas de los opioides actúan por mucho períodos más cortos (de una a tres horas).El paciente debe, por lo tanto, ser monitoreadas continuamente por la recurrencia de la depresión respiratoria y puede necesitar ser tratada en varias ocasiones con el antagonista de los narcóticos. Si el diagnóstico es correcto y la depresión respiratoria es debido sólo a la sobredosis de metadona, el uso de otros estimulantes respiratorios no está indicado.

Antagonistas de los opioides no debe ser administrado en la ausencia de respiratoria clínicamente significativa o depresión cardiovascular. En un individuo físicamente dependientes de los opioides, la administración de la dosis habitual de un antagonista de opioides pueden precipitar un agudo síndrome de abstinencia. La gravedad de este síndrome dependerá del grado de dependencia física y la dosis del antagonista de los administrados. Si los antagonistas debe ser utilizado para tratar la depresión respiratoria grave en la dependencia física del paciente, el antagonista debe ser administrado con cuidado extremo y por titulación con la más pequeña de lo habitual dosis del antagonista.

Se administra por vía intravenosa naloxona o nalmefeno puede ser utilizado para revertir los signos de intoxicación. Debido a la relativamente corta vida media de la naloxona en comparación con metadona, las inyecciones repetidas pueden ser necesarios hasta que el estado de la paciente sigue siendo satisfactorio. La naloxona puede también ser administrado por infusión intravenosa continua.

Oxígeno, líquidos intravenosos, vasopresores, y otras medidas de apoyo deben ser empleados como se indica.

Entrar en la sección de texto aquí

Each 5 mg Methadone Hydrochloride Tablet USP contains 5 mg methadone hydrochloride USP. It is available as a white to off-white, modified rectangle shaped convex tablet, one side debossed with a score between “57” and “55”; company logo

en el otro lado.

  • Los pacientes deben ser advertidos de que la metadona, como todos los opioides, puede perjudicar la salud mental y/o física de las capacidades requeridas para el desempeño de tareas potencialmente peligrosas como conducir o utilizar maquinaria.
  • Los pacientes deben ser advertidos de que la metadona, como otros opioides, puede producir hipotensión ortostática en pacientes ambulatorios.
  • Los pacientes deben ser advertidos de que el alcohol y otros depresores del SNC puede producir un aditivo depresión del SNC cuando se toma con este producto y debe ser evitado.
  • Los pacientes deben ser instruidos para buscar atención médica de inmediato si experimentan síntomas que sugieren la presencia de una arritmia (tales como palpitaciones, vértigo, mareo o síncope) al tomar la metadona.
  • Los pacientes de iniciar el tratamiento con metadona para la dependencia de opiáceos se debe asegurar que la dosis de metadona se "espera" por períodos de tiempo más largos a medida que el tratamiento avanza.
  • Los pacientes que buscan interrumpir el tratamiento de mantenimiento con metadona de la dependencia de opiáceos debe ser informado de el alto riesgo de recaída en el consumo de drogas ilícitas asociadas con la discontinuación del tratamiento de mantenimiento con metadona.
  • Los pacientes deben ser instruidos para mantener la metadona en un lugar seguro fuera del alcance de los niños y otros miembros de la familia. La ingestión Accidental o deliberada por parte de un niño puede causar depresión respiratoria que puede causar la muerte. Los pacientes y sus cuidadores deben ser advertidos para descartar sin usar metadona en forma tal que las personas de otros de la paciente a la que originalmente fue recetado no entran en contacto con la droga.

Carcinogénesis– Los resultados de la evaluación de la carcinogenicidad en B6C2F1 ratones y ratas Fischer 344 siguiendo la dieta de la administración de dos dosis de metadona HCl se han publicado. Los ratones que consumieron 15 mg/kg/día o 60 mg/kg/día de metadona durante dos años. Estas dosis fueron de aproximadamente 0,6 y 2,5 veces un humano dosis oral diaria de 120 mg/día en una área de superficie corporal (mg/m2). Hubo un aumento significativo en adenomas de la hipófisis en ratones hembras tratados con 15 mg/kg/día, pero no con 60 mg/kg/día. Bajo las condiciones del ensayo, no hay una clara evidencia de un aumento relacionado con el tratamiento en la incidencia de tumores en las ratas macho. Debido a la disminución del consumo de alimentos en los machos que en las dosis más elevadas, las ratas macho consumido 16 mg/kg/día y 28 mg/kg/día de metadona durante dos años. Estas dosis fueron de aproximadamente 1.3 y 2.3 veces un humano dosis oral diaria de 120 mg/día, basada en la superficie corporal de comparación. En contraste, las ratas hembras consumieron 46 mg/kg/día o de 88 mg/kg/día durante dos años. Estas dosis fueron de aproximadamente 3.7 y 7.1 veces un humano dosis oral diaria de 120 mg/día, basada en la superficie corporal de comparación. Bajo las condiciones del ensayo, no hay una clara evidencia de un aumento relacionado con el tratamiento en la incidencia de tumores en ratas macho o hembras.

Mutagénesis– Hay varios informes publicados sobre el potencial de toxicidad genética de la metadona. La metadona dado negativo en las pruebas para la rotura de los cromosomas y la disyunción y ligada al sexo recesiva letal de las mutaciones de los genes en las células germinales de Drosophila utilizando la alimentación por inyección y procedimientos. En contraste, la metadona dio positivo en el ratón in vivo ensayo letal dominante y el en vivo de los mamíferos de espermatogonias prueba de aberraciones cromosómicas. Además, la metadona dio positivo en la E. coliSistema de reparación de ADN y Neurospora crassay de linfoma de ratón adelante los ensayos de la mutación.

La fertilidad– La función reproductiva en los machos humanos pueden ser reducidos por el tratamiento con metadona. Reducciones en el volumen de la eyaculación y de las vesículas seminales y las secreciones de la próstata han sido reportados en la metadona tratados los individuos. Además, las reducciones en los niveles de testosterona y la motilidad de los espermatozoides, y anormalidades en la morfología de los espermatozoides han sido reportados. Publicado estudios en animales proporcionar más datos que indican que el tratamiento con metadona de los machos pueden alterar la función reproductiva. La metadona produce una regresión significativa de sexo accesorio de órganos y en los testículos de ratones y ratas macho. Adicional se han publicado datos que indican que el tratamiento con metadona de ratas macho (una vez al día durante tres días consecutivos), el aumento de embrioletalidad y la mortalidad neonatal. El examen del contenido uterino de la metadona-ingenuo de los ratones hembra criados a la metadona en los ratones tratados con indicaron que el tratamiento con metadona produce un aumento en la tasa de preimplantación de muertes en todos los post-meiótica de los estados.

Efectos Teratogénicos.Embarazo Categoría C– No existen estudios controlados de uso de metadona en las mujeres embarazadas que puede ser utilizado para establecer la seguridad. Sin embargo, un experto de la revisión de los datos publicados sobre las experiencias con el uso de metadona durante el embarazo por el Teratógeno Sistema de Información (TERIS) concluyó que el uso materno de metadona durante el embarazo como parte de un supervisado, régimen terapéutico, es probable que represente un sustancial riesgo teratogénico (cantidad y calidad de los datos evaluados como "limitado a la feria"). Sin embargo, los datos no son suficientes para afirmar que no hay ningún riesgo (TERIS, de la última revisión de octubre de 2002). Las mujeres embarazadas que participan en programas de mantenimiento con metadona ha informado de que han mejorado significativamente la atención prenatal que conduce a una reducción significativa de la incidencia de complicaciones obstétricas y complicaciones fetales y neonatales de la morbilidad y la mortalidad cuando se compara con las mujeres que usan drogas ilícitas. Varios factores dificultan la interpretación de las investigaciones de los hijos de las mujeres que toman metadona durante el embarazo. Estos incluyen el uso materno de drogas ilícitas, otros factores maternos tales como la nutrición, las infecciones y psicosocial de las circunstancias, la información limitada con respecto a la dosis y duración de uso de metadona durante el embarazo, y el hecho de que la mayoría de la exposición materna parece ocurrir después de que el primer trimestre del embarazo. Además, los estudios reportados en general comparar el beneficio de la metadona para el riesgo de la no tratada de la adicción a las drogas ilícitas

La metadona se ha detectado en el líquido amniótico y el cordón de plasma en concentraciones proporcionales para el plasma materno y del recién nacido de la orina en concentraciones menores que los correspondientes materna de la orina.

Una retrospectiva de la serie de 101 embarazada, opiáceo-dependientes de las mujeres que se sometieron a la hospitalización de desintoxicación de opiáceos con metadona no demuestran un aumento de riesgo de aborto en el 2º trimestre del embarazo o parto prematuro en el 3er trimestre.

Varios estudios han sugerido que los bebés que nacen de narcóticos adicto a las mujeres en tratamiento con metadona durante todo o parte del embarazo se han encontrado para tener la disminución del crecimiento fetal con menor peso al nacer, duración y/o la circunferencia de la cabeza en comparación con los controles. Este déficit de crecimiento no parece persistir en la infancia tardía. Sin embargo, los niños nacidos de mujeres tratadas con metadona durante el embarazo han demostrado tener leves pero persistentes déficits en el desempeño de las psicométricas y pruebas de comportamiento.

Additional information on the potential risks of methadone may be derived from animal data. Methadone does not appear to be teratogenic in the rat or rabbit models. However, following large doses, methadone produced teratogenic effects in the guinea pig, hamster and mouse. One published study in pregnant hamsters indicated that a single subcutaneous dose of methadone ranging from 31 to 185 mg/kg (the 31 mg/kg dose is approximately 2 times a human daily oral dose of 120 mg/day on a mg/m2base) en el día 8 de gestación resultó en una disminución en el número de fetos por camada y un aumento en el porcentaje de fetos exhibiendo malformaciones congénitas descritas como exencefalia, cranioschisis, y "varias otras lesiones". La mayoría de las dosis ensayadas también resultó en la muerte de la madre. En otro estudio, una sola dosis subcutánea de 22 a 24 mg/kg de metadona (exposición estimada fue de aproximadamente equivalente a la de un humano dosis oral diaria de 120 mg/día en una mg/m2base) administrada en el día 9 de gestación en los ratones también se produce exencefalia en el 11% de los embriones. Sin embargo, no se reportaron efectos en ratas y conejos a dosis orales de hasta 40 mg/kg (estimado de exposición fue de aproximadamente 3 y 6 veces, respectivamente, la dosis oral diaria de 120 mg/día en una mg/m2base), administrado durante los días 6 a 15 años y de 6 a 18 años, respectivamente.

Nonteratogenetic Efectos –Los bebés nacidos de madres que han estado tomando opioides regularmente antes de la entrega puede ser físicamente dependiente. La aparición de síntomas de abstinencia en neonatos es por lo general en los primeros días después del nacimiento. La retirada de los signos en el recién nacido incluyen irritabilidad y llanto excesivo, temblores, reflejos hiperactivos, aumento de la frecuencia respiratoria, aumento de las heces, estornudos, bostezos, vómitos y fiebre. La intensidad del síndrome no siempre se correlaciona con la dosis materna o la duración de la exposición materna. La duración de los síntomas del síndrome de abstinencia puede variar desde unos pocos días a semanas o incluso meses. No hay consenso sobre el manejo adecuado de los bebés de abstinencia.

Hay informes contradictorios sobre si los PEID se produce un aumento de la incidencia en los lactantes nacidos de mujeres tratadas con metadona durante el embarazo.

Fetal anormal cardiotocografía en reposo (NSTs) han sido reportados a ocurrir con más frecuencia cuando la prueba se realiza de 1 a 2 horas después de una dosis de mantenimiento de metadona en la última etapa del embarazo en comparación con los controles.

Publicado en animales han informado de un aumento de la mortalidad neonatal en la descendencia de los roedores machos que fueron tratados con metadona antes del apareamiento. En estos estudios, la hembra los roedores no fueron tratados con metadona, lo que indica paternalmente-mediada por la toxicidad para el desarrollo. Específicamente, la metadona se administra a la rata macho antes del apareamiento con metadona-ingenuo de las hembras resultó en una disminución de la ganancia de peso de las crías después del destete. El macho de la progenie demostraron una reducción de la timo pesos, mientras que la hembra de la progenie demostrado el aumento de la suprarrenal pesos. Además, las pruebas de comportamiento de estos hombres y mujeres de la progenie reveló diferencias significativas en las pruebas de comportamiento en comparación con los animales control, lo que sugiere que la paterna metadona puede producir la exposición cambios fisiológicos y de comportamiento en la progenie en este modelo. Otros estudios en animales han reportado que la exposición perinatal a los opiáceos como la metadona altera el desarrollo neuronal y el comportamiento en los hijos. Perinatal metadona exposición en ratas ha sido vinculado a alteraciones en la capacidad de aprendizaje, la actividad motora, la regulación térmica, respuestas nociceptivas y la sensibilidad a las drogas. Adicionales de datos de animales demuestra la evidencia de los cambios neuroquímicos en el cerebro de la metadona tratados descendencia, incluyendo cambios a los receptores colinérgicos, dopaminérgicos, noradrenérgicos y serotoninérgicos sistemas. Estudios adicionales demostraron que el tratamiento con metadona de ratas macho de 21 a 32 días antes del apareamiento con metadona-ingenuo de las hembras no se producen efectos adversos, lo que sugiere que el uso prolongado de tratamiento con metadona de la rata macho resultó en la tolerancia para el desarrollo de las toxicidades señaló en la progenie. Estudios mecanísticos en este modelo de rata sugieren que los efectos sobre el desarrollo de la "patria" de la metadona en la progenie parece ser debido a la disminución de la producción de testosterona. Estos animales reflejo de los datos el reporte de los hallazgos clínicos de la disminución de los niveles de testosterona en los machos humanos en tratamiento de mantenimiento con metadona para la adicción a los opiáceos y en los hombres que reciben crónica intraespinal de los opioides.

Farmacología clínica para el EmbarazoverFARMACOLOGÍA CLÍNICAyDOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

La metadona debe ser usado durante el embarazo sólo si el beneficio potencial justifica el riesgo potencial para el feto.

Como con todos los opioides, la administración de este producto a la madre poco antes del parto puede causar cierto grado de depresión respiratoria en el recién nacido, especialmente si se utilizan dosis más altas. La metadona no es recomendable para la analgesia debido a su larga duración de acción, aumenta la probabilidad de depresión respiratoria en el recién nacido. Narcóticos con una mezcla de agonista-antagonista de propiedades no debe ser utilizado para el control del dolor durante el trabajo de parto en pacientes tratados crónicamente con metadona, ya que pueden precipitar la abstinencia aguda.


La metadona es secretada en la leche humana. La seguridad de la lactancia materna mientras esté tomando oral de metadona es controvertido. Las madres oral en dosis de 10 a 80 mg/día de metadona concentraciones de 50 a 570 mcg/L en la leche han sido reportados, lo que, en la mayoría de las muestras, fueron inferiores a las concentraciones séricas maternas de concentraciones de la droga en el estado estacionario. El pico de los niveles de metadona en la leche se producen aproximadamente 4 a 5 horas después de una dosis oral. Basado en un promedio de consumo de leche de 150 mL/kg/día, un niño se consumen aproximadamente 17.4 mcg/kg/día, que es aproximadamente de 2 a 3% de la oral de la dosis materna. La metadona se ha detectado en muy bajas concentraciones plasmáticas en algunos bebés cuyas madres estaban tomando metadona. Las mujeres en alto-dosis de mantenimiento con metadona, que ya están dando de lactar, se debe aconsejar a abandonar la lactancia materna gradualmente con el fin de evitar el síndrome de abstinencia neonatal.

La metadona en las madres tratadas teniendo en cuenta enfermería opioide ingenuo bebé deben ser informados sobre la presencia de metadona en la leche materna.

Debido al potencial de reacciones adversas graves en los lactantes de metadona, debería tomar una decisión de si se debe interrumpir la lactancia o suspender la administración del fármaco, teniendo en cuenta la importancia del medicamento para la madre. En los pacientes en tratamiento para la dependencia de opioides, este debe incluir pesar de que el riesgo de metadona contra el riesgo de mortalidad materna el uso de drogas ilícitas.

La seguridad y eficacia en pacientes pediátricos menores de 18 años no han sido establecidas.

La ingestión Accidental o deliberada por parte de un niño puede causar depresión respiratoria que puede causar la muerte. Los pacientes y cuidadores deben ser instruidos para mantener la metadona en un lugar seguro fuera del alcance de los niños y a descartar los no utilizados de la metadona en forma tal que las personas de otros de la paciente a la que originalmente fue recetado no entran en contacto con la droga.

Clinical studies of methadone did not include sufficient numbers of subjects aged 65 and over to determine whether they respond differently compared to younger subjects. Other reported clinical experience has not identified differences in responses between elderly and younger patients. In general, dose selection for elderly patients should be cautious, usually starting at the low end of the dosing range, reflecting the greater frequency of decreased hepatic, renal, or cardiac function and of concomitant disease or other drug therapy.

El uso de la metadona no ha sido ampliamente evaluado en pacientes con insuficiencia renal.

El uso de la metadona no ha sido ampliamente evaluado en pacientes con insuficiencia hepática. La metadona es metabolizado en el hígado y en los pacientes con afectación hepática puede estar en riesgo de una acumulación de metadona después de dosis múltiples.

El uso de la metadona no se ha evaluado la especificidad de género.

Muertes, cardíaco y respiratorio, se han reportado durante la iniciación y la conversión de dolor de los pacientes a tratamiento con metadona en el tratamiento con otros agonistas opioides. Es fundamental para entender la farmacocinética de metadona al convertir a los pacientes de otros opioides (verDOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN). En Particular la vigilancia es necesaria durante el inicio del tratamiento, durante la conversión de un opioide a otro, y durante la titulación de la dosis.

La depresión respiratoria es el principal riesgo asociado con metadona clorhidrato de administración. La metadona pico depresor respiratorio efectos suelen ocurrir más tarde, y persisten por más que su pico de efectos analgésicos, especialmente en los primeros período de dosificación. Estas características pueden contribuir a los casos de iatrogenia sobredosis, particularmente durante el inicio del tratamiento y la titulación de la dosis.

Además, los casos de prolongación del intervalo QT y arritmias graves (torsades de pointes) se han observado durante el tratamiento con metadona. La mayoría de los casos involucran a los pacientes en tratamiento para el dolor con múltiples dosis diaria de metadona, aunque se han reportado casos en pacientes que reciben dosis comúnmente utilizado para el tratamiento de mantenimiento de la adicción a los opiáceos.

Tratamiento con metadona para la terapia analgésica en pacientes con dolor agudo o crónico sólo debe iniciarse si el potencial analgésico o los cuidados paliativos beneficio del tratamiento con metadona que se consideran superiores a los riesgos.

Código de Regulaciones Federales, Título 42, Sec 8

La metadona productos cuando se utiliza para el tratamiento de la adicción a los opiáceos en la desintoxicación o mantenimiento de programas, se entregarán solamente por opioides programas de tratamiento (y agencias, profesionales o instituciones formales de acuerdo con el patrocinador del programa) certificado por el Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental de la Administración y aprobado por el designado de la autoridad del estado. Certificado de tratamiento de programas de dispensación y uso de la metadona en forma oral y sólo de acuerdo con el tratamiento de los requisitos estipulados en la ley Federal de Opioides con los Estándares de Tratamiento (42 CFR 8.12). Véase más abajo para reguladoras importantes excepciones a los requisitos generales de certificación para proporcionar tratamiento con agonistas opiáceos.

El incumplimiento de los requisitos establecidos en estas normas puede resultar en un proceso penal, la incautación de la oferta de drogas, la revocación de la programa de la aprobación, y la medida cautelar que impide la operación del programa.

Imagen de la etiqueta

La Metadona Clorhidrato De

La metadona Clorhidrato TABLETA

Información Del Producto

Tipo De ProductoHumanos de la droga de la prescripción de la etiquetaCódigo Del Artículo (Fuente)NDC:49999-963(NDC:0406-5755)
La vía de AdministraciónORALDEA Horario

Ingrediente Activo/Activo De La Fracción

Nombre Del IngredienteBase de la FuerzaLa fuerza
LA METADONA CLORHIDRATO DELa METADONA5 mg

Ingredientes Inactivos

Nombre Del IngredienteLa fuerza
lactosa monohidrato
ESTEARATO DE MAGNESIO
la celulosa, microcristalina
EL DIÓXIDO DE SILICIO

Características Del Producto

ColorTamañoImpresión De Código DeForma
blanco ( blanco)9 mm57RECTÁNGULO

Embalaje

#Código Del ArtículoDescripción Del PaqueteLa Comercialización De La Fecha De InicioLa Comercialización De La Fecha Final
1NDC:49999-963-9090 1 BOTELLA de PLÁSTICO

Información De Marketing

Marketing CategoríaNúmero de la solicitud o de la Monografía de CitaciónLa Comercialización De La Fecha De InicioLa Comercialización De La Fecha Final
ANDAANDA0405172010-09-15


Переведено сервисом «Яндекс.Переводчик

! POR FAVOR, TEN CUIDADO!
Asegúrese de consultar a su médico antes de tomar cualquier medicamento!